¿Tienen derecho a la asistencia sanitaria pública los menores de edad extranjeros en situación irregular?

Si. Sin duda. El derecho a recibir asistencia sanitaria los menores de edad extranjeros que se encuentran en situación administrativa irregular en nuestro país está plenamente reconocido.

No sólo lo recoge la normativa nacional (y como consecuencia de ello, también la autonómica), sino que puede considerarse una imposición de los convenios y tratados internacionales.

No nos estamos refiriendo aquí y ahora al derecho a asistencia sanitaria de:

  • los niños, hijos de nacionales de la UE migrantes, o
  • los hijos de nacionales de países extracomunitarios que han adquirido la residencia permanente en nuestro país; o
  • los hijos de los refugiados y solicitantes de protección internacional…,
  • los niños, hijos de nacionales de la UE migrantes, o
  • los hijos de nacionales de países extracomunitarios que han adquirido la residencia permanente en nuestro país; o
  • los hijos de los refugiados y solicitantes de protección internacional…,

que no cabe duda de que  todos ellos sí tienen derecho a recibir asistencia sanitaria en los mismos términos que los nacionales  (cada una de esas situaciones, en cumplimiento de una norma legal concreta y diferente).

La imposición del reconocimiento al derecho de asistencia a menores extranjeros en situación irregular va mucho más allá de la capacidad de la legislación española. La  normativa internacional obliga  a los Estados a proporcionar a los niños inmigrantes en situación vulnerable el acceso a una atención sanitaria satisfactoria.

Curiosamente, el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) , que podría parecer el instrumento jurídico más confiable para estos fines, aunque parezca sorprendente  no garantiza expresamente el derecho de estos menores a la atención sanitaria o a la salud . Sin embargo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha resuelto esta falta decidiendo varios casos relacionados con la salud de los menores en muy diversas circunstancias y  siempre reconociendo tal derecho .

El Tribunal, define las obligaciones de los Estados hacia los niños migrantes en situación de vulnerabilidad y les insta a que adopten medidas preventivas contra los riesgos para la salud que suponen un peligro para la vida.

Por otra parte,  los Estados tienen una obligación de dar cuenta del tratamiento sanitario que prestan a los menores en situación vulnerable que se encuentren a cargo de las autoridades públicas .

En Derecho Internacional pueden encontrarse disposiciones más amplias sobre el derecho a la salud, por ejemplo:

El art. 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC)

 El art 24 del Comité de los derechos del niño (CDN). [Asamblea General de Naciones Unidas, Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 16 de diciembre de 1966]

 El Convenio para la Protección de los derechos humanos y la dignidad del ser humano respecto a las aplicaciones de la biología y la medicina.

Todos estos instrumentos (y alguno más) hacen hincapié en la prevención y el tratamiento sanitario adecuado. El Comité de los Derechos del Niño de la ONU subraya la  «importancia del acceso al máximo nivel disponible de asistencia sanitaria y nutrición durante la primera infancia»  (Observacion General nº7 – 2005). Asímismo, aclara que el derecho del niño a la salud implica el  «derecho a controlar la propia salud y el propio cuerpo, incluida la libertad sexual y reproductiva para tomar decisiones responsables» .

CONCLUSIÓN

Nuestra normativa nacional recoge este reconocimiento del derecho, de tal forma que todos los Servicios públicos de salud (autonómicos) disponen de la competencia para asignar un  número de asistencia sanitaria  (no confundir con un número de Seguridad Social) que permita el acceso a la asistencia sanitaria, a todos los menores edad que se encuentran en nuestro país en situación administrativa irregular, en las mismas condiciones que a los nacionales, y que además no puedan obtener la asistencia sanitaria a través de ningún otro título.

 

 

Posts relacionados

Añade un comentario