El gran peligro de la publicidad engañosa en el ámbito sanitario

La publicidad (también en el ámbito sanitario) es un medio de transmisión de mensajes que tiene como objetivo, por un lado la difusión de la información, y por otro persuadir al público.

El problema (uno de los problemas) cuando se pone en práctica métodos «agresivos» de publicidad en entornos sanitarios, es la  situación de vulnerabilidad en la que suele encontrarse el destinatario de dicha publicidad . Situaciones, en algún caso límite, que provoca la toma de decisiones poco racional a la busca de una solución que, en ocasiones, se supone difícil y compleja.

La posibilidad de generar una publicidad viral, aprovechando las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, la hacen doblemente peligrosa.

Por todo ello, la regulación legal y la implantación de métodos éticos de promoción de negocios sanitarios, deben ser de aplicación estricta y rigurosa.

Todo esto viene a colación porque coinciden casi en el tiempo dos noticias que saltan a los medios de influencia nacional, relacionados con este tema y que tienen mucho que ver entre sí:

LA PRIMERA: UNA SENTENCIA

La Audiencia Provincial de Valencia ha desestimado el recurso de apelación de un cirujano maxilofacial de relativo renombre en esta provincia, al que se le acusaba de realizar publicidad engañosa en medios de comunicación por la utilización de una técnica de implantes dentales sin realizar injertos.

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia dilucidaba hace unas semanas sobre la denuncia presentada contra él por el Colegio de Odontólogos. Exponían en la denuncia lo que entendían como publicidad engañosa, consistente en la elaboración, a iniciativa del demandado, de notas informativas que éste había difundido a través de diferentes medios de comunicación escrita.

Finalmente, el Juzgado de lo Mercantil, reconocía en la sentencia (y la Audiencia Provincial ha confirmado)   el carácter engañoso de esas publicaciones por la «exageración de las cualidades profesionales del cirujano demandado« .

LA SEGUNDA: UN INFORME

La elaboración y publicación por parte del  Comité de Bioética de Aragón  de un informe sobre  «La publicidad engañosa en cuestiones de salud» .

Según dice el propio Comité de Bioética en el preámbulo de su informe, el motivo de su elaboración no es otro que «contribuir a que la ciudadanía adopte decisiones informadas sobre el cuidado de su salud, para lo cual es necesario el rigor en la publicidad que de algún modo tenga implicaciones en esta materia«.

El informe añade que «la información engañosa en temas de salud se convierte en un importante problema de salud pública por su magnitud y su trascendencia«.

También se abordan los aspectos legales (aunque muy someramente) de la publicidad en salud, haciendo mención a las referencias que de ella se realizan tanto en la  Ley 14/1996 General de Sanidad  (ya ha llovido), y en la  Ley 33/2011 General de Salud Pública  (aquí ha llovido menos, pero suficiente).

Un informe muy interesante, de obligada lectura para todos los profesionales sanitarios con actividad privada y los gestores sanitarios públicos, que incluye una afirmación tan rotunda como cierta: «Los profesionales sanitarios, en cuanto que <<influencers>>, deben tener en cuenta los principios deontológicos y los valores de la profesión. La información biomédica vertida en redes sociales deber ser veraz, comprensible, ponderada y prudente (…) y rechazando que el mero interés económico esté por encima de los valores de la ética profesional«.

Podéis acceder al informe desde el siguiente enlace:

>> La publicidad engañosa en cuestiones de salud. Informe del Comité de Bioética de Aragón.

Posts relacionados

Añade un comentario