La sanidad pública no debe asumir el gasto de cualquier tratamiento médico existente

Sentencia muy interesante del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que reduce las expectativas de reintegro del gasto generado por pacientes que voluntariamente abandonan la sanidad pública para recibir tratamiento médico en la sanidad privada.

La situación es la siguiente: Paciente que ha sido intervenida quirúrgicamente en urgencias en la sanidad pública de Castilla- La Mancha por esguince de rodilla y que posteriormente manifiesta su descontento con el resultado de la intervención, si bien la limitación para la marcha es muy importante y necesita el empleo habitual de bastones.

La interesada solicita al Servicio de Salud nueva intervención quirúrgica para reconstrucción de la rodilla. El Servicio de Salud desestima dicha intervención por no existir garantías de obtener un resultado satisfactorio.

Aún así, la paciente consulta en la sanidad privada, que accede a realizar dicha intervención, sometiéndole a la colocación de un aloinjerto, con postoperatorio excelente y alta definitiva.

Ante este resultado, solicita a la Administración que se haga cargo del coste de esta operación, postoperatorio y posterior rehabilitación en el centro privado. Solicitud que fue denegada por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

La interesada demanda al Servicio de Salud por dicha negativa, reclamando el coste íntegro del gasto generado en todo el proceso quirúrgico privado.

En primera instancia, entiende del caso el Juzgado de lo Social número 2 de Guadalajara, que desestima las pretensiones de la demandante y finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, valora el recurso y se manifiesta en los siguientes términos:

a) Según los peritos consultados, la segunda intervención quirúrgica no estaba indicada en atención a los factores que concurrían en la paciente. Además recuerda que  para el caso en el que hubiera existido factores discrepantes de la pertinencia de dicha intervención, se tendría que haber recabado una Segunda Opinión Médica en el seno de Servicio público de salud .

b) Aunque la segunda intervención quirúrgica hubiera sido finalmente indicada para el caso,  no puede sostenerse que la sanidad pública tenga la obligación de costear cualquier tratamiento avanzado disponible en el mercado, si este tratamiento no se encuentra incorporado en la cartera de servicios , con carácter general para todo ciudadano, en atención al modelo sanitario vigente y las disponibilidades presupuestarias.

En definitiva, la sanidad pública no tiene por qué asumir a su costa cualquier intervención sanitaria que pueda beneficiar al usuario si ésta no se encuentra recogida como prestación en la cartera de servicios básica del Sistema Sanitario Público.

>> STSJ Castilla-La Mancha de 15 de febrero de 2018, 00230/2018

Posts relacionados

Añade un comentario