¿Es el derecho a la salud un «derecho fundamental»?

Que el derecho a la salud sea o no un derecho fundamental es clave para determinar legal y jurídicamente si la asistencia sanitaria puede ser o no exigida.

Para contestar a esta pregunta hay que comprobar de qué manera reconoce la Constitución Española el derecho a la salud. Lo hace en el  artículo 43 . Concretamente, el punto primero de este artículo dice  «Se reconoce el derecho a la protección a la salud» .

Pero lo más importante no es tanto lo que dice, sino «donde» lo dice, es decir, en que parte de texto constitucional está situado este artículo 43. Y esto es así porque los derechos que reconoce nuestra Constitución están más o menos protegidos por la ley (y por tanto, pueden ser más o menos exigidos por los ciudadanos) en función del lugar donde se ubican en el texto constitucional.

Podemos considerar que  existen TRES niveles de protección :

  Nivel 1: Los derechos con mayor protección. Son los que se recogen en los artículos 14 a 30.2. En este nivel se encuentran el derecho a la vida, la libertad ideológica o religiosa, o el derecho al honor.

  Nivel 2: Los derechos de protección media. Estos están desarrollados entre los artículos 31 a 38. Aquí están el derecho a contraer matrimonio, el derecho a la propiedad privada, o el derecho a la negociación colectiva laboral.

  Nivel 3: Los derechos menos protegidos. Se encuentran en los artículos 39 a 52. En esta franja se encuentra el nuestro, el 43. Junto a él tenemos el derecho del acceso a la cultura, el de disfrutar de un medio ambiente adecuado, o el de disfrutar de una vivienda digna.

Los derechos recogidos en este «nivel 3 de protección»  no son considerados derechos fundamentales , ni por la Constitución (que los denomina como «derechos rectores de la política social y económica»), ni por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Dicho de otra forma,  el derecho a la protección a la salud no es un «derecho fundamental» , sino otra cosa distinta:  «un principio rector» .

El derecho a la salud no es un «derecho fundamental», sino un «principio rector» de la política social.@betajuris

La primera conclusión que debemos extraer: No todo lo que se denomina «derecho» en la Constitución lo es en realidad. Algunos son  derechos «teóricos» .

¿Y CÓMO NOS AFECTA EL HECHO DE QUE NO SEA UN DERECHO FUNDAMENTAL?

Lo primero y más trascendente es que, al tratarse de un «principio rector» el legislador (el estatal o el autonómico, según el caso) son totalmente libres (o casi) para establecer y suprimir los derechos y prestaciones concretas que integran la protección a la salud. Sin embargo, si este derecho fuera «fundamental» el legislador no podría devaluar el contenido esencial y básico de tal derecho.

Un «principio rector» (nuestro artículo 43) es una norma que  establece objetivos que los poderes públicos  (en este caso la administración sanitaria)  deben cumplir , pero siempre, dentro de sus posibilidades técnicas y presupuestarias.

El legislador (tanto el estatal como los autonómicos) son casi totalmente libres para establecer y suprimir los derechos y prestaciones concretas que integran la protección a la salud. Pueden acogerse (y de hecho, lo hacen) a esa «imposibilidad técnica y/o presupuestaria» para rebajar o reducir la calidad de ese derecho.

CONCLUSIÓN

El contenido de lo que deba entenderse por derecho a  la protección de la salud no es de naturaleza constitucional , sino estrictamente legal. Es decir, no lo podemos exigir por el mero hecho de estar incluído en la Constitución, sino que el nivel de exigencia se tendrá que ajustar a lo que las leyes que lo desarrollan establecen.

Por consiguiente, el derecho a recibir asistencia sanitaria no dispone de una protección especial que pueda recurrirse en amparo ante el Tribunal Constitucional, sino que al tratarse de un «principio rector» (tal y como se dispone en el artículo 53.3 de la Constitución)  «sólo podrán ser alegados ante la jurisdicción ordinaria de acuerdo con lo que dispongan las leyes que los desarrollan» .

Suscríbete a las siguientes entradas
 

Posts relacionados

Añade un comentario